La magia del deporte

99 años de Resistencia: La Chaca está de fiesta

El 27 de diciembre de 1917, en uno de los arrabales más populosos de la capital del país, entre esa grieta que abre el muchas veces vehemente paso del urbanismo en todas las megalópolis del mundo, la pelota rodaba y con mucha dignidad pasaba por los pies de los trabajadores, los viejos habitantes del barrio Ricardo Brugada.

Preferencias del club Resistencia. Foto: Archivo
Por Pedro Lezcano - @pedritolezkano

Inspirados por el fuerte movimiento social de las primeras décadas del siglo pasado,  trabajadores organizados del puerto, la antigua estación del ferrocarril y la pequeña terminal de ómnibus ubicada en torno de la plaza Uruguaya, trasladaron el hálito revolucionario de las asambleas gremiales hacia las canchas de fútbol.

Fue así como el "Criollo", denominado de tal manera por entonces, y participante de pequeños torneos no federados fue rebautizado como Resistencia, en clara alusión al fuerte espíritu de las corrientes filosóficas predominantes de la época, y llegadas al país con los migrantes foráneos -integrantes del equipo- de ideologías contestarías al gobierno de turno.

Con el tiempo, la camiseta adoptó el color celeste por el matiz de cielo y acto seguido colocó el triángulo rojo a la altura del corazón, a la izquierda del pecho, fiel a los ideales de sus fundadores.

Entre aquellos utópicos jóvenes se encontraba, por ejemplo, un tal Sandalio Riveros, a quien el periodista Julio Benegas en la primera edición de su vasto reportaje, Mundo Chacarita, señala como a un sindicalista de inclinación anarquista; aunque otras fuentes lo descartan caracterizándolo más bien como un activo poblador de la zona.

El hombre asumió la primera conducción de la comisión directiva y fue en su casa que se instauró la incipiente secretaría administrativa, y aunque la misma edificación sigue existiendo, en la actualidad es ocupada para otros fines.   
      Embed
Foto: Walter Franco

TOMÁS BEGGAN CORREA. Es el nombre del predio del club, una cancha de dimensiones profesionales y un difícil reducto para todos los combinados que lo visitan. Como es sabido, el modesto estadio está ubicado en la parte alta de un sector geográfico y sociológico desprotegido en cuanto a vivienda, educación y otros derechos básicos faltos en gran parte de la rivera del Paraguay y otros lugares del país.

Don Tomás también fue presidente, y con él a cargo, "Resi" conquistó su primer campeonato de Segunda División, logrando entonces el ascenso a Primera. Sin embargo esto no le fue posible, debido a que no contaban con título de propiedad ni con infraestructura requerida por la Liga. La cancha era un terreno público, utilizado más bien como lugar de esparcimiento vecinal.  

Aun así, nada de eso venció la tenacidad de los celestes quienes desde su espacio físico intentaron e intentan incentivar la práctica del deporte, como escape a alternativas de corte marginal frente la constante represión del asunceno moderno y los intereses de corporaciones que con ansías desearían que el club desapareciera, así como algunos lo expresaron cuando la última subida del río afectó por un buen tiempo la vida en la comunidad.

ROBERTO GARCETE. Es un comerciante emprendedor de la cuarta generación de chacariteños, quien con mucha dignidad continúa como poblador y titular del club al que eligió en 1990, año en que comenzó a dar sus primeros pasos dirigenciales, alejándose por un tiempo considerable y volviendo a liderar la última campaña de la institución que en la última temporada quedó a 3 partidos de volver a la categoría de honor.

Empató con San Lorenzo, con Independiente (campeón) a los 93' y cayó con Olimpia de Itá en la fecha final cuando la combinación de puntos lo dejaba mano a mano en la lucha por el subcampeonato con el Sportivo Trinidense.

El señor Roberto recuerda con cierta inapetencia que ya en 1994 ocurrió algo similar, cuando pelearon el campeonato con San Lorenzo y definieron todo en tres partidos, el primero ganaron, el segundo perdieron, el tercero empataron y finalmente el Rayadio ascendió gracias al azaroso tiro libre desde los 13 metros.

LA ÚLTIMA VEZ. Como fundadores de la categoría Intermedia 1997 (antes no existía), alcanzan el titulo un año después y pasan a dar lugar a su última participación en la máxima esfera del fútbol paraguayo. Disputaron entonces  el campeonato de 1999, aunque con luces muy bajas, por lo que reglamentariamente volvieron al final del año.   
      Embed

FIESTA. El próximo viernes 30, en el club, se dará lugar a la cena aniversario, en la misma se confirmará a Ángel Martínez como entrenador y se anunciará el proyecto de ampliación del aforo del Beggan Correa que de capacidad para 5000 espectadores, ascenderá a 6500 posibilidades para conocer un lugar lleno de historia de vida, lucha y resistencia.  
      Embed